• nsuarezcolman

PARAR EL TERRORISMO EN LA ARGENTINA



El MAP, CAM y RAM han hecho pública la autoría de los atentados ocurridos en las oficinas de Turismo de El Bolsón y el campamento de Vialidad Rionegrina en Bariloche. Lo que empezó como usurpaciones u hechos aislados disfrazados de reclamos ancestrales, con el tiempo se fuimos dando cuenta de que estaban acompañadas de la destrucción de bosque nativo, desconocimiento de las autoridades, de las leyes nacionales y se fueron transformando en atentados terroristas contra oficinas públicas.


Lo que muchas veces nos preguntamos es ¿Qué es el terrorismo? ¿por qué decimos que los hechos ocurridos en la cordillera son actos de terrorismo?

Básicamente porque el terrorismo no es más que una forma de lucha extremadamente violenta mediante la cual se persiguen dos objetivos: romper el orden establecido y sembrar el miedo para intimidar a los adversarios. Los grupos que operan en la zona cordillerana no escapan a esta definición. Sobre todo, al realizar un análisis más profundo de su comportamiento.


El terrorismo, como tal tiene características elementales que siempre se repiten: En primer lugar, atenta contra derechos fundamentales, como la vida, la propiedad privada o la libertad individual; deben o buscan producir terror y generar en cada ciudadano la sensación que es objetivo de esa violencia; no son jamás hechos aislados; escalan en su gravedad y están motivados por cuestiones políticas, religiosas o territoriales. En Villa Mascardi, como en otras zonas cordilleranas, estos grupos mediante hechos de extrema violencia atentan contra la propiedad privada de forma sistemática, agravando su accionar en la medida de que no encuentran frenos institucionales y refieren a la reconstrucción del PuelMapu o Nación Mapuche en territorios ocupados ilegalmente por Argentina y Chile.


Además de ello, para ser efectivo el terrorismo requiere otros elementos: El primero es la retroalimentación, si el acto violento consigue su objetivo la actividad de ese grupo irá en aumento y con mayor violencia. El segundo la negociación, cuando la presión violenta lleva a las autoridades a proponer espacios de negociación el método habrá dado resultados y seguirá siendo utilizado. Por último, el apoyo de parte de la sociedad, el apoyo de la sociedad o de grupos políticos da la confianza a estos grupos para continuar operando y la indiferencia de la sociedad también lleva a que se profundicen los hechos violentos.

Por eso es necesario que cese la colaboración del INAI encabezado por Magdalena Odarda y Luis Pilquimán; del Ministerio de Seguridad encabezado por Anibal Fernandez y de la Secretaria de Derechos Humanos que encabeza Horacio Pietragalla Corti. Es momento de poner freno al raid delictivo y hacer valer la soberanía nacional. Al menos los vecinos decimos basta. Ahora falta que la política y la justicia hagan su trabajo aplicándoles todo el peso de la ley a los terroristas para llevar paz a los vecinos.

0 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
AAA gradiente.jpg