• nsuarezcolman

⛔HITLERINA: UN PARALELISMO DE DOS LIDERES NEGATIVOS⛔


Un archivo documental organizado por un investigador Patrick Delaforce comienza su trabajo de recopilación de datos históricos sobre el nazismo, preguntándose como ; uno de los mayores misterios del siglo XX es responderse las causas por las cuales un grupo de peleadores callejeros alemanes no muy inteligentes dirigidos y dominados por completo por un hombre, pudieron tomar la mayor parte de Europa mediante una guerra brutal y amenazar además al resto del mundo.


Tratase del caso de Adolf Hitler (1889-1945) un "inadaptado y mediocre austríaco" con escasa educación, sin genes importantes familiares y sin antecedentes políticos que creó el tercer Reich, las juventudes hitlerianas, un feroz esquema autocrático en base a un discurso carismático y vacío e histriónico sumado a su fuerza de voluntad y una dosis de suerte personal.


Este líder negativo expresaba en palabras lo que no acompañaba con hechos como por ejemplo: “el ganador de la guerra es el que comete la menor cantidad de errores y tiene fe ciega en la victoria” y al mismo tiempo desoía permanentemente a sus mariscales de carrera y abría múltiples frentes en lo internacional, sumado a sembrar odio y crear un esquema de violencia en lo interno, contra un enemigo centrado en temas étnicos y raciales, que culminaron en el exterminio en los campos, la destrucción de la Justicia y un doble discurso permanente que subyugaba a las masas.


Se le atribuye haberle confesado a uno de sus mariscales: “fanatice a la masa para hacer de ella el instrumento de mi política, se me ha reprochado el despertar en ella los mas bajos instintos…pero en una asamblea de masa no queda sitio para el pensamiento”.


Uno de sus laderos mas cercanos Albert Speer, expresaba la actitud dual, de un Hitler consistente en presentarse públicamente como un hombre de modales calmados y civilizados y hasta con una agradable sonrisa impostada, que a El lo había impresionado bien, en tanto que con sus ayudantes y asociados en privado se mostraba sin control y “los trataba con desprecio, no permitiéndole que se le sostuviese la mirada” y sus rabietas ante inconvenientes de gestión las desahogaba a los gritos con maltrato a sus sirvientes que debían tolerarlas con la cabeza baja.


Estudios posteriores de Hitler en base a sus discursos y escritos presumen que pudo haber padecido alteraciones debido al consumo de sustancias por ser hipocondriaco, con un perfil de base esquizofrénico y paranoide, lo que lo convertía en delirante y vengativo, para otros presentaba un trastorno bipolar o incluso al síndrome de Asperger.


Las características de personalidad antes descritas pueden tener cierta vinculación con la existencia de un grado importante de psicopatía, que son rasgos típicos de este tipo de perfiles , y que se centran como expresa el psiquiatra Robert Hare en el histrionismo, la mentira, la ausencia de empatía, la perversión, el relato delirante, la egolatría y el narcisismo extremo. En su caída la frustración probablemente lo hizo escalar a un brote psicótico esto fundamenta que podría haber cometido suicidio, aunque también hay teorías que indican su escape a América con colaboración del peronismo.


Y aquí viene la parte difícil de este articulo comparativo, en el cual nos encontramos con una líder política populista, a la que llamaremos “Hitlerina” también inadaptada y mediocre nacida en un pueblo pobre en las afueras de La Plata, lo que le generó un profundo resentimiento, con una educación universitaria sin acreditación cierta, nacida en una familia disfuncional hace sesenta y siete años, sin padre conocido, y sin antecedentes políticos que creó el “Modelo”, sustentado en las juventudes camporistas, en base a un discurso carismático y vacío, muy histriónico sumado a su fuerza de voluntad y la circunstancia personal de haberse ligado a un caudillo provincial populista, extremadamente inescrupuloso y corrupto, que le financió la carrera política y la impulsó a la Presidencia.


Tras esta líder, se encolumnó un gran grupo de fanáticos de izquierda que fueron parte de la guerrilla de los setenta, o descendientes de éstos, sumando además a diferentes mafias sindicales o empresariales, y una clase baja fascinada por su discurso de odio.


Todo ese bajo capital político fue reclutado con su extinto esposo, inhumado en la actualidad en un Panteón Faraónico construido a su medida y pagado con fondos de la corrupción, que se encuentra ubicado en un cementerio del sur del país.


Cabe señalar que entre los pobres que moran en el Conurbano profundo, existe un amor devoto a su líder, a quien consideran la reencarnación de Evita.


Ella en publico se presenta con una sonrisa carismática ensayada, y muy empática ante las masas, pero en privado con sus ayudantes y asociados se muestra sin control y tratándolos con desprecio, no permitiéndole que se le sostenga la mirada” y sus rabietas ante inconvenientes de gestión las desahoga a los gritos con maltrato a sus sirvientes incluido un “secretario privado” existiendo grabaciones en que se advierte la forma irrespetuosa que tiene hacia su persona y las frases soeces que le dirige.


Expresa además que cree ser la reencarnación de una arquitecta egipcia, o que debe temérsele un poquito menos que a Dios, con quien indirectamente se compara, lo cual revela megalomanía y ausencia de pudor, porque lo expresado “es actuado en público y puesto en palabras, con aires histriónicos de superioridad”.


Las características de personalidad antes reseñadas de Hitlerina pueden tener cierta vinculación con la existencia de una importante perfil psicopático, que provocan su histrionismo, la mentira permanente, la perversión, el relato delirante, la egolatría y el narcisismo extremo.


Es de temer que viéndose frustrada pueda acometer actos irracionales y destructivos que en base al poder que le otorga una base electoral ya referida, haga impredecible su poder de daño.

557 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
gradiente.png